PETITORIO FIRME: “SI EN 48 HORAS NO HAY SOLUCIÓN, ESTO SE RADICALIZA”

El recuento del fin de semana en Quintero fue movido, y esto tras el levantamiento de la alerta amarilla que mantuvo suspendidas casi por dos semanas las actividades y clases en la comuna.
Y es que a pesar de la informal visita de la Ministra de Medio Ambiente con dirigentes sociales y vecinales de las comunas afectadas, el efecto de derogar la alerta amarilla no se hizo esperar, y al igual que las consecuencias retroactivas de los episodios de contaminación, el cabildo abierto Quintero-Puchuncaví tomó cartas en el asunto.
48 horas como plazo máximo, eso es lo que tienen las autoridades para aprobar un petitorio ciudadano, que con cinco medidas pone los puntos sobres la íes, en una comuna que durante las últimas semanas previas a septiembre, fue el punto neurálgico nacional de una problemática que reúne los ingredientes perfectos para un guión de catástrofe.
Luis Silva llegó hace 8 años a la comuna. Desde Batuco emprendió el vuelo hacia un lugar, en donde según él, reunía las condiciones idóneas para un buen vivir. Panorama que cambió drásticamente, pues de zona en zona, cayó en lo mismo: habitar en un lugar de sacrificio.
Con el pasar de los días informaciones respecto a los sucesos de contaminación fueron revelando mayores antecedentes. Dentro de ello, los estudios arrojaron que una de las empresas seguía operando con un reactivo que está prohibido en varios países del mundo, incluyendo Chile. Aún cuando sus pensión notificó el 2015 a la ONU.
Rosa Olivera, residente desde hace 26 años en la comuna, atestigua que las mayores víctimas en la actualidad son sus hijos.
Nicolás, estudiante de Las Ventanas, llegó hasta el punto de encuentro de esta manifestación, en donde participó casi un veintenar de personas. Con un mensaje claro y encarador, el joven de 18 años expresó lo qué le sucede a los vecinos de la comuna.
La caravana humana recorrió toda la Avenida Normandie para llegar hasta la Municipalidad de Quintero. Allí, cinco dirigentes sociales entraron al inmueble edilicio, en donde presentaron los cinco puntos de este petitorio.
Con la alerta amarilla en suspensión, los estudiantes deben retomar las funciones pedagogías este martes, 4 de septiembre. Alexis Rojas, vocero de los estudiantes de Quintero y Puchuncaví participó de esta marcha, y a su ve entregó la postura de los pingüinos.
Una marcha que inaugura el mes de septiembre con la entrega de un petitorio con respuesta en 48 horas y que desde la intendencia y la municipalidad se valora como una medida que es bien acogida y recibida.
Son 48 horas como plazo máximo para un petitorio que espera una respuesta acorde a las exigencias de un cabildo abierto, que toma una postura más radical, ya a casi tres semanas del 21-A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *