REPONEN ALERTA AMARILLA: EL TRUNCADO REGRESOS A CLASES DE LOS ESTUDIANTES DE QUINTERO Y PUCHUNCAVÍ

Diez de la mañana y en el jardín infantil Pequeños Piratas de Quintero, la visita de la gobernadora junto con la Seremi de Educación, anunciaban un retorno a clases, sin complicaciones.

Y es que a tres semanas de los episodios de intoxicación en las comunas de Quintero y Puchuncaví, en los establecimientos se activaba y ponía en valor una serie de medidas, e inclusive un plan de seguridad para que episodios como el del pasado 21 de agosto no volviesen a ocurrir.

Eso se vivía hasta pasado el mediodía, porque en los establecimientos Don Orione y Liceo Politécnico de Quintero, una alerta de olor a gas activó un protocolo en donde el panorama se volvía a repetir: alumnos con vómitos, mareos, dolor de cabeza, pérdida de fuerza e inclusive adormecimiento muscular llegaron hasta el Hospital.

Crudas imágenes que luego del levantamiento de una alerta amarilla, vuelven a parecer como un deja vu en una comuna inficionada por las irregularidades ambientales. Hasta las 16:00 horas, eran 67 las personas que se encontraban en observaciones en el recinto hospitalario, en su mayoría estudiantes.

Los monitoreos que se realizaron durante la mañana indicaron que, entre las 9:30 y las 11:30 horas, los establecimientos de Quintero se encontraban libres de gases y contaminantes. Los más de 9500 alumnos podían volver con normalidad a sus quehaceres. Es que según datos entregados por el Intendente, luego de cinco días de aire limpio, los 50 recintos educativos estaban fuera de peligro, panorama que cambió drásticamente.

Paralelo a este nuevo episodio de posible intoxicación, en la Escuela Básica de La Greda, establecimiento efigie en la contaminación con azufre hace siete años atrás, los alumnos de pre kínder, kínder y básica, tendían, cual pantalón o delantal, una realidad, que a través de un programa de contención emocional nacional, exclama a color una respuesta.

Durante la tarde del lunes, un COE presidido por autoridades gubernamentales y regionales iban a poner a disposición las medidas a tomar frente a este nuevo episodio que otra vez no deja datos claros o información precisa sobre qué sucede en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *