ESTUDIANTES DE LA GREDA PARTICIPARON EN CONVERSATORIO SOBRE EL CAMPO DE CONCENTRACIÓN MELINKA

Aunque no es sabido por muchas personas, en la comuna de Puchuncaví existió un campo de concentración durante la dictadura. Eso fue parte de lo que pudieron aprender el pasado miércoles, 20 de marzo, un grupo de estudiantes de la Escuela Básica La Greda, que asistieron a un conversatorio que se llevó a cabo en la Casa de la Cultura.
La actividad se realizó en torno a la exposición fotográfica «Versiones resilientes. Prácticas culturales en el campo de prisioneros Melinka-Puchuncaví», que reúne un conjunto de imágenes sobre este lugar que nació durante el Gobierno de Salvador Allende como un centro turístico popular, para luego pasar a ser un campo de detención durante el régimen militar.
En la ocasión, los y las jóvenes pudieron no sólo recorrer la muestra, sino que también conocer de la experiencia de personas que estuvieron recluidas en este recinto, donde se desarrollaron un conjunto de pinturas, dibujos y artesanías, que de hecho, son parte fundamental de esta exposición fotográfica enfocada precisamente en el concepto de resiliencia, es decir, en cómo estas personas lograron superar y salir adelante gracias a estas expresiones artístico-culturales.
La charla fue bien recibida por los y las estudiantes, quienes se mostraron sorprendidos frente a esta información, que viene a entregarles un componente nuevo a la parte de la historia de Puchuncaví que ellos y ellas conocían.
Al respecto, la profesora de Historia del 8°básico de la Escuela La Greda, Gladys González, explicó que el objetivo de llevar a sus alumnos y alumnas a esta actividad era no sólo generar conocimiento histórico, sino sobre todo entregarles un espacio de reflexión.
Cabe señalar, que durante este conversatorio, también se habló sobre los proyectos a futuro que tiene la Corporación de la Memoria y la Cultura de Puchuncaví respecto al Centro Melinka, y que tienen que ver con la construcción de un museo de sitio en parte del terreno donde se emplazaba este campo de concentración, además de un centro cultural para la comunidad local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *