PUCHUNCAVINOS VISITARON A SUS FAMILIARES Y AMIGOS FALLECIDOS EN EL DÍA DE TODOS LOS SANTOS

Flores, velas, juguetes, remolinos de viento y otros artículos decorativos son parte de los elementos que los miles de deudos llevan cada 1 de noviembre a sus seres queridos que yacen en los cementerios del país, como una manera de demostrarles su cariño, a pesar de que han partido, o que físicamente ya no están entre nosotros.

Así también lo vivieron el pasado martes, los familiares y amigos de quienes visitaron las sepulturas y nichos de sus seres recordados en el cementerio municipal de Puchuncaví, donde aprovecharon de compartir un momento de paz y reencuentro con quienes dejaron este mundo.

Cabe señalar, que el 1 de noviembre, es un día feriado en que la Iglesia celebra a manera de fiesta solemne a todos aquellos difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la llamada vida eterna en la presencia de Dios. Por eso es el día de Todos los Santos. No se festeja sólo a los beatos o santos que están en la lista de los canonizados, y que la Iglesia celebra en un día especial del año; se celebra también a todos los que no están canonizados pero que viven ya en la presencia de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *