CON TRADICIONAL DESFILE EN LAS VENTANAS PUCHUNCAVÍ DIJO PRESENTE EN HOMENAJE A LAS GLORIAS NAVALES.

publicado en: CDLC NOTICIAS, CDLC NOTICIAS RESUMEN | 0

La dorada mirada de Arturo Prat apuntando hacia el borde costero de la playa de Las Ventanas, relucía con tanta fuerza, como el sol que acompañó a todos los alumnos, profesores, autoridades, funcionarios públicos y trabajadores, que desfilaron en una nueva versión de las Glorias Navales.

El aguacero del miércoles 17 y posterior jueves 18 de mayo pasó a segundo plano, luego de que un convocado desfile en la Avenida Pedro Aldunate, de la localidad de Las Ventanas, fuera la alfombra de jóvenes y adultos dispuestos a rendir un preparado homenaje a quien se transformó en un héroe nacional, a raíz del recordado Combate Naval de Iquique. La apertura, estuvo a cargo de los pescadores de la zona, quienes a través de un cortejo marino y una ofrenda floral, rindieron honor en el mismo mar, que hace 138 años, vio yacer a Arturo Prat.

Quien estuvo a cargo de hacer sonar las trompetas, cajas, los platillos, entre otros instrumentos, y empezar a musicalizar el concurrido desfile, fue la banda de guerra del Ejército Chile, misma que marcó el ritmo para el paso de la siguiente institución marítima de Fuerzas Armadas del país. Por otro lado, la Base Aérea de Quintero marchó al son de su orquesta.

Luego de eso, el evento se dividió en siete bloques, en donde las bandas instrumentales de las escuelas La Greda, La Laguna, Horcón, los colegios San Hernaldo, General Velásquez, y el Complejo Educacional Sargento Aldea, fueron las encargadas de apuntar el ritmo de marcha para el resto de los establecimientos que integraron la versión 138 de las Glorias Navales en la costanera de Las Ventanas. Sin embargo, en el séptimo bloque, se hicieron presentes las compañías de bomberos de Puchuncaví, Maitencillo y las Ventanas. Además, los clubes de huasos de la comuna, como La Chocota, Puchuncaví, El Rungue y El Rincón, realizaron la tradicional ceremonia de beber chicha en cacho.

Los jardines Sirenita de Horcón, Caballito de Mar, Renacer de Campiche, El Mundo Feliz, Los Conejitos y Semillita, marcharon en el inicio del evento, formando parte del primer bloque del desfile. El desencaje de la banda de La Escuela Básica de la Greda dio pie para que la Escuela Básica de Horcón encajonara, y con ello, pudieran presentarse los establecimientos de educación primaria de La Chocota, Puchuncaví y Maitencillo.

La marcha de la banda de guerra de la Escuela Básica de la Laguna, formada en el año 1997 y constituida por 27 alumnos, fue utilizada de fondo para que los alumnos de los recintos educacionales primarios de Los Maquis, Puchuncaví y El Rungue, constituyeran su paso ante las autoridades de las diferentes ramas armadas del país y de la alcaldesa Eliana Olmos.

El colegio General Velásquez, por su parte, acompañó a establecimientos pedagógicos de las localidades de Pucalán, Campiche, La Chocota, El Rincón y Puchuncaví. Sin duda, el Complejo Educacional Sargento Aldea marcó el final de un desfile, en donde, el Cuerpo de Bomberos de la comuna puchuncavina y sus alrededores, fue el encargado de ponerle punto aparte a las marchas musicalizadas, porque los clubes de huasos también rindieron honores en esta marcha.

Con el tradicional brebaje de la chicha en cacho e imponentes caballos jineteados por hombres y mujeres, se dio por terminada una de las ceremonias más longevas de la historia chilena. El desfile duró alrededor de dos horas, y contó con la presencia de la alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos y diversos funcionarios comunales, además de representantes de las diferentes ramas de las Fuerzas Armadas de Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *