QUINTERO UNIDO: EN BUSCA DEL GOL DE SU HISTORIA

Fundado el 10 de junio de 1962, en la Base Aérea de Quintero, bajo el nombre de Deportivo Aviación Sección Infantil y Juvenil, y con el objetivo de surtir de jugadores al primer equipo de Deportes Aviación, Club de la Fuerza Aérea de Chile. Hoy, con 55 años de historia, y conocido con el apelativo de Club Deportivo Quintero Unido, el semillero futbolero de la comuna busca dar un vuelco a la actual situación de la categoría amateur.

Con más años que las bodas de oro, este equipo comunal ha logrado marcar precedentes e hitos importantes en el campo de juego. 1976, 1981, 1983 y 1986; son fechas históricas que todo fiel hincha de este equipo no olvida. Victorias y derrotas se han vivenciado en su crecimiento institucional, y es que al igual que en el terreno de juego, el triunfo y coronación de un club deportivo no sólo depende de sus jugadores, sino también de su cuerpo técnico y dirigentes, razón por la que en 1999, debido a su mal manejo ejecutivo, no recibiera el apoyo local y municipal.

Sin embargo, llegó el nuevo milenio y con ello la gestión por recuperar el Club, pero esta vez bajo el nombre de Deportes Quintero. En 2013 se logró el cambio de apelativo, y desde entonces forma parte del Fútbol Amateur de Tercera División B, por parte de la ANFA chilena.

En la actualidad, el Club Deportivo Quintero Unido F.C. Social y Cultural, es una entidad sin fines de lucro, y en estos momentos cuenta con un universo aproximado de 120 niños, divididos en cuatro series infantiles (Sub-8/10/12/14), y 110 personas adultas repartidas en cuatro series adultas (1ª-2ª-VT y 3ª B), sostenidas en el principio de la sana convivencia y el aporte social a la comuna. Sin embargo, el partido más importante que deben ganar es el apoyo financiero. El director técnico de la tercera división, Juan Pinnola, dio cuenta del necesario sustento económico para fortalecer el deporte comunal.

Juan Ignacio Pinnola, jugador y capitán de la tercera B, se refirió al sacrificio personal que deben realizar para entrenar día a día, y de esa forma seguir sumando triunfos en el torneo local. Asimismo, da cuenta de la realidad que tienen acerca de este deporte, el que termina convirtiéndose en un hobbie, al no tener los recursos necesarios para profesionalizar al club.

Jóvenes que en la punta de sus zapatos, más que un chute a la red, buscan dar un gol al arco del apoyo financiero y recursos económicos, los que pueden cambiar la realidad de un Club Deportivo que lleva 55 años siendo un semillero de talentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *