FERIA NAVIDEÑA FUE UNA GRAN ALTERNATIVA PARA EL VIEJITO PASCUERO EN QUINTERO

La Navidad es una época de descanso para compartir en familia, pero también una de las efemérides del año donde el consumo se triplica con la compra masiva de regalos.

Como cada año, la feria navideña de Quintero dio una solución a los afligidos compradores que buscaban el regalo perfecto, sin embargo, el cambio de locación de los puestos a la Plaza de Armas generó confusión y malestar entre los propios vendedores.

Pese a que poca gente sabía de la nueva ubicación de la feria, fueron varias las personas que llegaron hasta el lugar para comprar regalos.

La oferta era enorme, desde los tradicionales juguetes para niños hasta zapatillas y productos de belleza. Trabajo complicado para el viejito pascuero que debió satisfacer los variados gustos de los vecinos.

Otra alternativa barata y que llegó para quedarse son los llamados “malls chinos” que ofrecen una gran variedad de productos a precios razonables, y aunque aún no manejen por completo el idioma, los dueños ya se sienten parte de la comunidad quinterana.

Con la vorágine de la Navidad ya atrás, ahora sólo queda enfocarse en lo que será la celebración de año nuevo, este fin de semana, para seguir compartiendo con la familia y los seres queridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *