AUTORIDADES EXIGIERON INMEDIATEZ A LAS EMPRESAS A LA HORA DE ENTREGAR INFORMACIÓN ANTE UN EVENTUAL EPISODIO DE CONTAMINACIÓN

Era cerca del mediodía del pasado jueves cuando miles de clientes de Quintero y Puchuncaví quedaron sin energía eléctrica en sus hogares producto de un corte que se prolongó por cerca de una hora. Desde ese minuto las informaciones que emanaban desde las distintas redes sociales apuntaban a una falla en Aes Gener, sin embargo, la situación no era comunicada oportunamente por parte de la empresa a las autoridades competentes, que a esas alturas ya se percataban de un nuevo episodio de contaminación al que aludían las fotografías esparcidas por redes sociales.

Se hablaba de cenizas, de una falla en las unidades de la termoeléctrica, pero no de personas afectadas como había ocurrida en episodios anteriores.

Fue así como la falta de comunicación oportuna finalmente terminó generando confusión, es por eso que la mañana del pasado viernes autoridades regionales se reunieron con la alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos, quien tampoco recibió un comunicado formal de la empresa explicando la situación. La gobernadora provincial de Valparaíso, María de los Ángeles de la Paz, quien encabezó la cita, señaló que es necesario que las industrias informen oportunamente cuando ocurren este tipo de situaciones para así activar de inmediato los protocolos que corresponden en estos casos.

El Secretario Regional Ministerial de Energía, Gonzalo Le Dantec, se unió a las palabras de la gobernadora, agregando que la información debe llegar a los organismos pertinentes sea ésta relevante o no, para así tranquilizar a la comunidad.

La alcaldesa puchuncavina indicó que a primera hora del viernes sostuvo una reunión con la plana mayor de la compañía, la que habría reconocido el error, comprometiéndose a que en una próxima eventualidad estos hechos no se repetirán.

Desde Aes Gener, en tanto, emitieron un comunicado donde explicaron que se produjo una falla eléctrica en la Sub Estación Ventanas lo que provocó la detención de las unidades 1 y 2, generando un corte en el suministro eléctrico en Puchuncaví y Quintero. La detención abrupta de las unidades tuvo lugar al mismo tiempo que se realizaba un mantenimiento rutinario de los equipos de abatimiento; evento, que según la empresa, es de muy baja probabilidad de ocurrencia, lo que ocasionó la salida de ceniza desde uno de los módulos del equipo de Filtro de mangas de la unidad número 2.

El comunicado señala además que la compañía procedió a limpiar inmediatamente la zona para minimizar la dispersión de ceniza en el área, resguardando la seguridad de sus trabajadores y la comunidad. Adhirió que ninguna persona resultó afectada por este hecho, y que también se trabajó arduamente para reponer el servicio de generación de energía de ambas Unidades, con sus sistemas de abatimiento de emisiones en óptimas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *