INAUGURAN EL PARQUE MUNICIPAL LUISA SEBIRE DE COUSIÑO

Una inauguración que incluyó un moai, bailes pascuenses, oratoria de un pastor y bendición de un sacerdote, todo para acompañar, junto a un radiante sol de viernes invernal, la apertura de uno de los proyectos más esperados por la comuna de Quintero; se trata del anhelado Parque Municipal Luisa Sebire de Cousiño, sitio que es parte de la memoria histórica local.

En esta cita de apertura asistieron entidades gubernamentales, tanto locales como regionales, quienes en una gran ceremonia en plena calle, y justo de cara al innovado parque, esperaban con ansias el corte de cinta de un lugar que tras décadas de abandono ha cambiado su imagen para volver a recordar los tradicionales tiempos de la comuna, cuando este espacio era utilizado por grandes y chicos, y que llega este 2018 para ser disfrutado como en otrora décadas.

Y es que esta ceremonia viene a marcar un hito histórico en materia medio ambiental, son más de tres hectáreas y media, las cuales contienen desde paseos, juegos, miradores hasta un anfiteatro a cielo abierto. Un parque más que equipado para actuar como el nuevo pulmón verde, cuya principal función será mejorar la calidad del aire de una comuna que desde 1992 fue declarada como zona saturada producto de las continuas emisiones industriales.

Pulmón verde y espacio que hace 75 años fue donado por Luisa Sebire, y que con el tiempo fue contribuyendo a la memoria histórica de la comuna, poniendo en valor el aporte social de esta filántropa, además de los espacios y áreas verdes que se acaban de reforestar. No sólo se hizo rescate a la identidad patrimonial de Quintero, junto a ello, se reconquistó uno de los bosques icónicos del balneario.

La cifra de este gran proyecto municipal, impulsado desde 2017 bajo la gestión de Mauricio Carrasco, sobrepasó los 1600 millones de pesos. Fueron alrededor de 330 días de construcción, para hacer de esta restauración un modelo de vida sustentable y sostenible. En esta ocasión, fue la estrategia pública privada el camino para articular.

Una medida municipal, que apenas informada su licitación, la ciudadanía la celebró con creces, y que tuvo su cara más alegre de un viernes invernal, y que denota la preocupación de un alcalde que busca hacer de su comuna algo más que un balneario del amor, mismo desasosiego que a casi 300 metros de la apertura quinteranos de la toma ubicada a espaldas de la población La Roca, reclamaban.

Contingente policial detuvo el paso de estos vecinos, que con pancartas, ollas y valor, llegaron hasta la Avenida Arturo Prat para relucir la actual situación en la que viven, donde la falta de recursos básicos tiene viviendo a un número importante de niños, adultos mayores y familias en una agonizante condición.

Dos caras de la moneda de una jornada inaugural que tuvo a este rincón de Quintero como el protagonista principal de una esperada medida, pero que deja entrever que en la comuna aún falta por ahondar, ya sea en materia medio ambiental, vivienda y urbanismo, o de alguna otra área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *