VECINAS Y VECINOS DE QUINTERO DENUNCIAN SITUACIÓN INSOPORTABLE POR MALOS OLORES QUE PROVENDRÍAN DE PLANTA DE TRATAMIENTO

Entre las calles Arturo Prat, Camilo Henríquez y Santiaguillo de la comuna de Quintero, se encuentra instalada la planta de tratamiento de olores de ESVAL. Los vecinos y vecinas del sector señalaron que es habitual percibir desagradables olores pero, desde que la comuna retrocedió de la Fase de Preparación esta situación aumentó, sobre todo los fines de semana, generando que en los hogares se presenten moscas y causando dolor de cabeza en las personas que viven en el sector.

Los vecinos indican que en el lugar se llevaban a cabo descargas de aguas servidas durante altas horas de la madrugada, generando ruido y no permitiendo un buen descanso.

Esta situación afecta directamente en la calidad de vida de los lugareños, no permitiendo realizar su día a día con normalidad. Una de las afectadas hace unos años sufrió un accidente vascular, por lo mismo, este hecho tiene injerencia en su vida diaria.

Hay períodos del año donde la intensificación del olor se sintió con mayor frecuencia en ciertos sectores de las casas que rodean la planta de tratamiento. La temporada de verano, para Cinthya, el olor se volvió insoportable por largos tramos del día.

Los vecinos mencionaron que se han dirigido a tocar varias puertas para buscarle una solución, incluso, cuando las comuna de Valparaíso no se encontraban en cuarentena se dirigieron a la Superintendencia de Servicios Sanitarios pero, aún no tienen solución.

La directora del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Quintero, Lizet Lobos, señaló que por parte la institución edilicia se han desarrollado tres fiscalizaciones hacia ESVAL, asistidos por profesionales de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, quienes han solicitado la mantención de la planta. Lobos agregó que falta una mayor fiscalización por aquellas entidades competentes en el sector y que en estos momentos el municipio se encuentra evaluando iniciar acciones legales.

Lo que buscan los vecinos del sector es algo tan simple como tener una buena calidad de vida, que se ha visto imposibilitada por la emanación de malos olores de la planta en cuestión, además están cansados de tocar puertas, tanto municipales, privadas como gubernamentales, y no ser escuchados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *